¿Cómo funcionan los sistemas fotovoltaicos?

Un sistema fotovoltaico es el conjunto de dispositivos cuya función es convertir la energía solar (en forma de luz) directamente en energía eléctrica. Esta conversión se realiza por medio de celdas solares, las cuales son elementos que transforman la luz solar en electricidad a través de un fenémeno físico llamado efecto fotovoltaico. Estas celdas están elaboradas con delgadas capas de material semiconductor (usualmente de silicio), que van unidas a contactos de metal logrando así un circuito eléctrico encapsulado en vidrio o plástico.

Sistema Interconectado a la red

 

1. La energía del Sol es captada por los paneles solares y estos la transforman en energía eléctrica en forma de corriente directa (DC).

2. La energía eléctrica (CD) es enviada a un inversor que la convierte en corriente alterna (CA) para poder ser utilizada en nuestros hogares y negocios.

3. La energía ya convertida en corriente alterna es enviada al centro de carga del domicilio para ser distribuida a la instalación electrica del mismo.


4. Cuando la energía que genera nuestro sistema fotovoltaico es mayor a la que consumimos, la energía sobrante es enviada a la red de la CFE. Con esto se genera un saldo "a favor", mismo que utilizamos por la noche o cuando nuestro consumo energético es muy alto.


Sistema Aislado (tipo Isla)

Los sistemas aislados (isla) se diferencían de los interconectados por contar con un banco de baterías como medio de almacenamiento para la energía generada. Son ideales para sitios en los que no se cuenta con servicio eléctrico por parte de la CFE.